miércoles, 16 de diciembre de 2009


Mujer despliega tus alas y échate a volar. Déjate ser como nunca te han dejado.
Déjate seducir por las mariposas del tiempo.
Has callar a tus voces mandatarias.
Dale rienda suela a tu instinto, a tu loba enfurecida.
Arrasa con todo lo que hasta hoy te encadenaba.
Pero rompe las cadenas con tu propia sabiduría y no con reselos de hombre vengativo.
Enseñale a la humanidad que tú eres hermana de la luna.
Déjate invadir por tus presagios.

Dueña del tiempo, de la vida.
Déjate infundir del sentido más profundo que se oculta en tus entrañas.
Porque todo está allí enmudecido, acurrucado en un rincón, esperando que le permitas caminar desnuda por tu tierra.

2 comentarios:

Carla Irupé dijo...

Ojalá todas pudiéramos hacer eso.

Un beso grande, Dani!

Ori. dijo...

ojalá todos pudieran escribir algo a la mujer tan bonito como ésto. no sé, me conmovió tanto! precioso!
yo, hermana de la luna :)